Salomón Rondón y Dani Hernández: “Fue un partido completo para nosotros”

Dos goles y Salomón Rondón botó toda la rabia que tenía por dentro. En el reconocimiento de cancha se le veía apartado. Las semanas previas fueron duras, luego de toda la polémica armada por el seleccionador César Farías después de su ausencia del amistoso contra Japón.

La del martes fue su noche. Se erigió en el héroe ofensivo del equipo, al resolver dos oportunidades para darle a Venezuela la victoria en Asunción, 2-0 ante Paraguay, por el premundial de Brasil 2014.
 
“Fue un partido completo para nosotros”, señaló el caraqueño. “El golpe de Perú fue bastante fuerte y pudimos ganar en Asunción, en un partido muy difícil”, apuntó el del Rubin Kazan ruso.
 
“Se puede decir que es el partido más especial con la selección”, consideró el artillero, recordando, pero sin querer nombrarlo, toda la polémica por no haber asistido al último amistoso previo al reinicio de las eliminatorias. “Lo que paso por fuera, lo que no convenga a la selección, no le presto mucha atención. Lo que importa es seguir siendo convocado y haciendo goles”.
 
En el podio, quizá a la par de Rondón, se levantó Dani Hernández. La sorpresa de la noche la constituyó el arquero del Valladolid español: sustituyó a Renny Vega en una decisión técnica que rindió frutos.
 
El caraqueño detuvo hasta cinco ocasiones clarísimas de gol paraguayo. Fue la pesadilla de los guaraníes en el Defensores del Chaco.
 
“Lo básico que se le pide al portero es que el arco acabe en cero, que como sea no entre esa pelota. Creo que es labor de todo el equipo, de los once que jugamos más los tres que entraron, y todos los que se quedaron por fuera”, admitió el cancerbero.
 
Agradeció a Vega el apoyo que le dio antes, durante y después del cotejo. “Lo que hacemos es tratar de ponérselo al cuerpo técnico lo más difícil posible, que el beneficiado sea la selección. Es un orgullo tener un compañero como Renny, que al terminar el partido vino a felicitarme, a decirme que estaba orgulloso sobre cómo lo había hecho. La competencia es sana, nos alegramos el uno por el otro. El principal beneficiado es el equipo”.
 
También recordó Hernández que su hermano Jonay, retirado del fútbol y exseleccionado vinotinto, debutó también en un triunfo legendario.
 
“Mi hermano debutó con la selección en el Centenariazo y su primer partido fue en premundial en Uruguay y ganamos, y el mío es aquí en Paraguay y ganamos. Esperemos tener más suerte conmigo y que podamos ir al Mundial”.