"Miku" a PANORAMA: "La liga escocesa es más agresiva"


A Nicolás “Miku” Fedor le toca conquistar, a punta de goles y sacrificio, el club más grande de Escocia. Celtic Football Club, con su camiseta verde y blanco y sus 125 años de historia, es el nuevo hogar del delantero vinotinto.

El equipo de los católicos escoceses, con 43 ligas locales y la Liga de Campeones de 1967 en sus vitrinas, fichó a “Miku” en el día límite para firmar futbolistas, el 31 de agosto. El caraqueño, procedente del Getafe español, ya debutó tanto en Champions como en el torneo nacional: solo le falta el gol.

“Ha sido duro, porque todo ocurrió el último día de los cambios”, recordó a PANORAMA “Miku”, desde Glasgow. “Sin embargo, me he ido adaptando poco a poco a la ciudad, al clima, el idioma, las costumbres y el fútbol escocés. Llegué a un club histórico, que esta temporada cumple 125 años, eso te demuestra la tradición y la calidad de la afición”.

El cambio fue radical para el atacante. Toda su carrera profesional la hizo en España (en primera división con el Valencia y el Getafe, entre 2009 y 2012, tras pasar en categorías inferiores por el Salamanca, Valencia Mestalla y Gimnástic de Tarragona) para, con 27 años, unirse al Celtic a través de una cesión por un año.

Trazó, así, las diferencias entre el fútbol ibérico y el británico.

“La Liga escocesa es totalmente diferente, es más agresiva, física, de contacto, los árbitros no pitan mucho, dejan seguir las jugadas”, explicó Fedor. “Los jugadores no simulan, eso está mal visto, y sobre todo, se entrena mucho más tiempo”.

Y le toca vestir la camiseta de mayor relevancia en la historia céltica: la 7 de Henrik Larsson. El exdelantero sueco es el gran ídolo de los verdiblancos, con los que ganó cuatro ligas y cuatro copas entre 1997 y 2004, anotando 174 goles en 221 apariciones.

“Un número mítico aquí. De verdad es una responsabilidad, no porque me vayan a comparar con Larsson, sino por hacer una buena temporada”, consideró el criollo.

“Miku” arribó a Escocia en un momento crucial para su fútbol: Rangers, el archirrival del cuadro celta, fue descendido por problemas administrativos. “Aunque no nos veremos en liga, espero encontrarlo en la copa local”, manifestó el caraqueño, que busca vivir el gran clásico, el Old Firm.

Celtic cayó en el grupo G de la Champions temporada 2012-13, y sacó un empate a cero en el estreno contra el Benfica portugués. Spartak de Moscú y el poderoso FC Barcelona, cuatro veces campeón de Europa, son sus próximos rivales. 

“Jugar la Champions ha sido un sueño hecho realidad”, sentenció el venezolano. “Jugué Europa League con el Valencia y el Getafe y este torneo, a nivel de clubes, me faltaba. Es algo que jamás olvidaré, y sobre todo vivirlo en Celtic Park fue increíble”.

Fedor analizó a los rivales del Celtic, comenzando por su próximo contrario, el Spartak ruso (2 de octubre). 

“Es un equipo competitivo, como todos los rusos. Con Unai Emery como técnico (extimonel del Valencia español, con el que coincidió en su etapa che), que lo conozco, sé que de local será muy fuerte, con mucho dinero para invertir”.

“Benfica cada año vende a uno o más jugadores y siempre mantiene el nivel, es un grande de Portugal, con un equipo joven y muy bueno, con muchos suramericanos”. Los escoceses igualaron a cero con los lisboetas el 19 de septiembre, jugando “Miku” los 90 minutos en el Celtic Park de Glasgow.

Sobre el Barcelona, contra el que chocará el 23 de octubre en el Camp Nou, con todos sus galones y sus estrellas, encabezadas por el argentino Lionel Messi y los españoles Andrés Iniesta y Xavi Hernández, sabe que no hay mucho qué decir: “Es el mejor equipo del mundo”.

“Hay que jugársele como siempre se ha hecho, corriendo mucho, con inteligencia, para saber esperar los momentos y aprovechar las situaciones”, juzgó el vinotinto.

El trabajo parece titánico, pero “Miku” está a la altura de las responsabilidades.

La gira, con "balance negativo"
Pese a terminar con un triunfo, para “Miku” Fedor la gira venezolana por Perú y Paraguay, por las eliminatorias a Brasil 2014, no fue positiva. La autocrítica, a mil.

“Creo que el balance fue negativo, porque aunque se sumaron tres puntos creo que pudimos sacar algo más el día de Perú”, apuntó el delantero, que jugó 69 minutos en Lima, pero no fue tomado en cuenta por el técnico César Farías para el triunfo en Asunción. “Pero el fútbol es así, y hay días que las cosas no salen como uno quiere”.

Los criollos cayeron 2-1 con los incaicos en el estadio Nacional de Lima, luego de adelantarse con un tanto de Juan Arango. Jefferson “La Foquita” Farfán anotó los dos goles del equipo local, el 7 de septiembre.

En el estadio Defensores del Chaco, en la capital paraguaya, el orden y la contundencia, además de la capacidad ofensiva, le dieron frutos a los nacionales: Venezuela venció 2-0, con par de tantos de Salomón Rondón, el 11-S.

“Gracias a Dios tenemos un gran grupo, en el que todos son importantes y cuando tocó ayudar todos sumaron su granito de arena, sacando tres puntos vitales en Paraguay”, recalcó el delantero caraqueño del Celtic.

Luego de descansar el 12 de octubre (novena fecha, por la ausencia de Brasil en el premundial), el 16 de octubre la Vinotinto comenzará la segunda vuelta, contra Ecuador en el estadio José Antonio Anzoátegui, de Puerto La Cruz.

“Contra Ecuador esperamos llegar todos en buen momento y hacernos fuertes jugando de local, eso va a ser fundamental”, consideró “Miku”, que lleva ocho goles con el combinado venezolano.

“Miku” y el béisbol
Faltan menos de tres semanas para el comienzo del béisbol venezolano, y “Miku”, desde lo lejos, no se olvida del equipo de su corazón.

“Sigo a Leones del Caracas desde pequeño. Jugué como shortstop, pero terminé jugando fútbol porque, pese a que le dijeron a mi mamá que era bueno en los dos deportes, yo decía que había muchos beisbolistas en Venezuela”.