"Rusia no es ideal para Salomón": Leopoldo Jiménez


El Rubin Kazan de Rusia, como destino para Salomón Rondón, no es del gusto de Leopoldo Jiménez. El volante caraqueño es uno de los dos criollos que pasó por el balompié euroasiático: sufrió estando con el Alania Vladikavkaz entre los años 2005 y 2006.

Aunque la experiencia la califica de “positiva”, a Jiménez le costó un mundo tratar de adaptarse a la vida en la capital de la república de Osetia del Norte.

“El tema de la adaptación es sumamente complicado, el idioma es sumamente difícil”, apuntó a PANORAMA el jugador del Carabobo FC. “La mayoría de los equipos cuenta con traductores. A uno se le hace fácil dentro de la cancha, pero en su día a día no cuenta con la facilidad y eso complica”.


Rondón irá a Kazan, capital de Tartaristán, procedente del Málaga. El traspaso costó 10 millones de euros, la cifra más alta para un venezolano.

“Depende de la ciudad en la que esté puede estar más o menos complicado”, considera “El Paragua” Jiménez. “Hay lugares en Rusia donde no hay muchos extranjeros, donde el inglés no se habla con mucha frecuencia y el único idioma es el ruso. Eso hace que sea bastante complicada la adaptación”.

El volante pasó por Kazan durante su estadía en el Alania. “Casualmente en uno de mis primeros tres juegos tuve que ir allá. Por lo poco que vi es una buena ciudad, agradable, por lo que pude ver. Bastante bonita, con un estadio modesto, al menos en aquella época, con muy buen gramado. Es un equipo que en los últimos años ha venido haciendo las cosas bien. A nivel de estructura Salomón no tendría problemas”.

“La forma de ser del ruso no es fácil. No es mala, pero no es fácil. Ellos pueden estar alegres, pero pareciera que por el tono estuvieran enojados, así como la forma de ver al americano, por lo que yo viví. No me fue fácil, siempre sentí miradas de ‘¿Y este muchacho de dónde viene?”, recordó el internacional vinotinto en 74 oportunidades. “Pero la adaptación va de parte de cada uno, hay personas a las que le cuesta más o menos, por su forma de ser, por integrarse rápido a un equipo. El futbolista, como está acostumbrado a esa ‘cambiadera’ de equipo, se le hace más fácil”.

Rubin es bicampeón ruso, y está clasificado a la fase de grupos de la Europa League. Sin embargo, Jiménez no lo ve como “suficiente equipo” para un jugador de la calidad de Rondón, que lleva 25 goles en dos temporadas de la Liga española.

“El fútbol ruso es interesante, con unos equipos muy buenos, que últimamente han estado en fases finales de Europa League, y otros en la fase de grupos de la Champions. El Rubin ha venido ganando títulos más o menos seguido, y ha estado en competencias internacionales en los últimos años. Eso no es negativo, pero viniendo de una Liga española, que está entre las primeras tres del mundo, con un equipo que acaba de clasificar a la fase previa de Champions, no sé qué tan positivo es para Salomón. A mi forma de ver, por su edad, Rusia no es ideal para Salomón. Si se le da un cambio de equipo, que sea para otra de las Ligas importantes a nivel europeo. O si no, que se quede con el Málaga”.

“Rusia tiene salarios bastante altos, muy buenos, pero en el estatus actual de Salomón, en lo económico no habría mucha diferencia con otro país, en caso que le toque salir del Málaga”, juzga el exjugador del Unión Atlético Maracaibo. “Viene demostrando lo goleador que es, haciendo goles en una liga como la española: para seguir estando en ese estatus de delantero de clase mundial, sería importantísimo estar en una liga como la inglesa, la alemana, la italiana o la misma española, en equipos importantes. Está para hacer goles en equipos importantes de esas ligas”.

Sin embargo, Jiménez considera que el estilo de juego de Salomón le beneficio en un torneo como el ruso. “La mayoría de los equipos son verticales, vertiginosos, van al arco contrario sin pasar por el mediocampo. Lo sufrí por mis características de juego, de pase corto. El equipo también lo sufrió. Pero a Salomón, por su parte física, lo que ha aprendido desde su llegada a España desde la segunda división, le favorecerá”.

 La experiencia
"Cuando llegué al equipo lo hice a mitad de temporada. Me instalaron en un hotel la primera semana y después me trasladaron a la sede del equipo, que contaba con dos canchas de entrenamiento, una piscina techada, un gimnasio cubierto, con un gimnasio de pesas, así como un comedor y una zona de concentración. Mientras estuve allí tuve la oportunidad de ver un par de apartamentos, pero como llegué a mitad de temporada los pocos que vi no llenaron mis expectativas. Los últimos seis meses preferí quedarme viviendo en la sede del equipo, donde tenía el alimento, con una dieta bien balanceada, entrenábamos todos los días allí, no tenía que desplazarme a ningún lado, no necesitaba traductor para el día a día".

"Antes de Rusia estuve jugando en el Córdoba español, algo similar a lo que está viviendo Salomón. El cambio es drástico. La cultura española es similar a la nuestra, empezando por el idioma, el clima. En Rusia, el tema del clima el futbolista no lo vive mucho por la temporada. En enero el invierno es mucho más crudo, implacable. No lo tuve que vivir, porque por problemas de visa se fue retrasando mi viaje y me integré en Turquía, donde hicieron la pretemporada".

"Llega a un equipo que ha estado peleando los primeros lugares, junto con el Lokomotiv, Zenit, el CSKA. No encontrarás goleadas, es un nivel bastante parejo, un fútbol bastante fuerte".