César Farías a PANORAMA: "Nosotros no nos caemos a mentiras"


Las respuestas de César Farías, contundentes, firmes, se distancian algo de la polémica generada sobre la posible ausencia de Juan Arango y Salomón Rondón. No los nombra, pero sí quiere sentar un precedente: tomará decisiones, y no le temblará el pulso.


El seleccionador atendió a PANORAMA, este viernes, vía telefónica. Fue cortante cuando se le quiso preguntar por los dos jugadores que no viajaron al amistoso contra Japón, y cuya presencia ante Perú y Paraguay por las eliminatorias está en duda. Quiere evitar más polémicas.

Pero su mensaje de compromiso lo reiteró: “Esto no es un problema de dimes, diretes y chismes”, señaló el sucrense.  “No, no, no. Éste es un problema de verdades, críticas y objetivos comunes de un país. Esto no es de preferencias, de cuestiones emocionales, sino analíticas y lógicas, de un equipo multidisciplinario que toma decisiones cuando le corresponde”.

“Los nuevos compromisos te obligan a saber que tienes que estar en una evolución, no solo debes hacer lo que has hecho hasta ahora: tienes que realizar cosas nuevas. Estos cargos son no solo de responsabilidad y presión, sino de grandes exigencias. Uno, como miembro de la selección, tiene que saber que debe exigir al máximo a sus jugadores. Si queremos ser mundialistas debemos someternos a grandes exigencias, pero también a grandes deberes”.

Farías reiteró su llamado de atención a las situaciones extradeportivas de cada futbolista.

“Como uno está en su funcionamiento fuera de la cancha, así es el funcionamiento dentro de la cancha. Hay muchos factores invisibles que no pueden ser vistos por las personas comunes, y nosotros estamos en el deber de analizarlo en profundidad y dar con la clave para sacar el mejor rendimiento de nuestros jugadores, para enfrentarnos a selecciones con mayor historia y muchos aspectos más poderosos que nosotros. Podemos darnos la posibilidad de equilibrar muchas cosas. Ese crecimiento no nos puede vendar, no nos puede desviar de lo que es nuestro verdadero objetivo”.

“Para alcanzar el éxito hay que ser muy crítico, y nosotros internamente somos muy críticos, no nos caemos a mentiras, porque sabemos la responsabilidad que tenemos con el país, y nosotros vivimos en Venezuela, no fuera del país, con los privilegios y las exigencias de la selección. Eso es fundamental para nosotros”, insistió el seleccionador.

La convocatoria para el reinicio del premundial no será difundida aún, pero el de Güiria comenzó a trazar algunos de los nombres que estarán presentes para los choques del 7 y 11 de septiembre (Lima y Asunción, respectivamente).  La prioridad es la continuidad y el rodaje que llevan en sus clubes.

“Hoy podemos decir que los suizos arrancaron a tiempo, que los belgas arrancaron a tiempo, que los de Chile no se pararon, que los españoles hicieron muchos torneos cuadrangulares con distintos equipos, portugueses, de la zona, que tuvieron que competir; que tuvimos jugadores en pre Uefa, pre Champions, como Roberto Rosales, que llegará con muchos partidos. Roberto jugó el miércoles con nosotros, y había jugado la pre Uefa, ya había empezado su torneo, jugó con nosotros, se fue y el fin de semana también jugó. Debemos aprovecharlo al máximo, al igual que Luis Manuel Seijas. Los equipos venezolanos se prepararon, algunos, en el extranjero; otros jugaron Suramericana. Tenemos que aprovechar eso. Clubes nuestros jugaron contra Boca, All Boys, contra Racing. Agnel Flores, Pérez Greco, jugaron la Suramericana. Los nuestros en Chile también jugaron la Suramericana, aparte que no pararon nunca. La liga francesa, donde está Gabriel Cichero, arrancó hace varias semanas. Andrés Túñez está jugando...”.

También lanzó su mirada sobre los dos contrincantes de los criollos, los últimos que vio en la Copa América Argentina 2011.

“Perú y Paraguay son dos rivales que tienen necesidad de resultados. Tenemos que estar claros en eso. Cuando haces un análisis no es solo sobre tu selección y cómo sacarle el mejor provecho de tus jugadores, sino del rival, un análisis de competencia. ¿Cómo competir contra esos rivales? Estamos en esa etapa. Paraguay y Perú tienen una circunstancia muy difícil de resultados. Están en alerta, y eso obliga a tomar decisiones y compromisos, que no serán fáciles para nosotros. Debemos tener un análisis profundo y crítico, y tenemos experiencia en eso. Nos preparamos para llegar a la selección, estudiamos su entorno y nos preparamos para poder dibujar un mapa de escenarios futuros, buenos y malos, optimistas, regulares y malos. Se te presentan problemas por sanciones, tarjetas, bajo rendimientos, lesiones y no siempre puedes tener a los que tú quisieras para conformar a tu equipo. Esto no es una liga, son partidos muy distantes, y no puedes pensar en que el once al que le des continuidad será el que te sacará adelante. Son partidos que están muy seguidos, con largos cambios de husos horarios, cosas que hay que analizar día a día”.

Farías esquivó comparaciones deportivas entre lo que fue el 1-1 ante Uruguay en Montevideo y los duelos en el eje Lima-Asunción, pero sí habló sobre lo que rodea a esos equipos. “Más allá de lo que son las similitudes entre un jugador y otro, las características de juego, hay otras circunstancias que son más importantes en este momento. Cuando jugamos contra Uruguay estábamos empatados en el primer lugar con ellos. Había una cautela de lado y lado. Esa cautela, en este momento, Perú y Paraguay no la pueden tener, porque la exigencia que se han marcado ellos mismos es que están en la obligación de ganarle, como ha sucedido históricamente, a Venezuela. Debemos tener la experiencia, la sapiencia y la objetividad de no sacar cuentas alegres y plantear unos partidos correctos con mucho balance emocional, técnico y táctico. Ahí está la clave, que podamos entender esas cosas. Debemos aprovechar las circunstancias de los rivales para aprovechar las circunstancias nuestras”.

El partido contra Japón
"Muy contento, porque es el mejor partido que hemos disputado en el año. Jugamos con un ritmo vertiginoso en unas condiciones extremas para nosotros, de visitante, ante 50 mil personas, estadio full, árbitros que tienen otra forma de pitar, permisivos en el juego brusco, con un rival de buena dinámica y buen pie, que en Asia es el equipo más similar a España, con jugadores mundialistas. Nosotros, con muchas horas de viaje, con un cambio de horario, en el que pudimos mantener durante 90 minutos un partido balanceado, creando varias situaciones de gol en el arco rival.  Cuando revisas los resultados de Japón en casa, casi siempre machacan a sus rivales. Nosotros pudimos hacer un partido que nos deja con mucha esperanza frente a Perú y Paraguay".

El septiembre vinotinto
"Nosotros tenemos que ser críticos con eso, muy claros en saber quiénes tienen ritmos. Estos son los momentos más difíciles que se les presentan a Venezuela, porque sus jugadores no llegaban con el ritmo de competencia necesario. Antes casi todos jugaban en Venezuela o en ligas que no arrancaban a tiempo. No podemos creer que los jugadores que están lesionados o los que están sin ritmo son los que nos van a sacar adelante porque son los históricos o los habituales. En selección, ser titular es muy difícil, y menos cuando no estás bien. Tienes que revisar todos esos aspectos. Y tenemos de dónde echar mano, que es lo importante. Desde hace cinco años estamos con ese enunciado: ampliar la base de jugadores, crear una sana competencia interna, que haya más jugadores en el extranjero, en ligas de mayor exigencia, y nosotros dar una mayor exigencia interna para sacar lo mejor del jugador. Nosotros no podemos estar con temores porque hoy nuestros jugadores son celebridades y entonces ‘bueno, la gente nos va a caer encima’. Para eso me quedo en mi casa. Yo no nací para eso. Yo no le voy a mentir al país. Somos muy analíticos, muy críticos en lo que estamos haciendo".