Gonzalo Higuaín: Venezuela es un rival difícil


Al lado de Lionel Messi, como líder goleador de las eliminatorias suramericanas rumbo a Brasil 2014, se encuentra Gonzalo Higuaín. “Pipita”, artillero del Real Madrid español, será una de las armas ofensivas de Argentina frente a la Vinotinto, mañana, por la jornada once.


“Venezuela es un rival difícil”, manifestó Higuaín, en la atención a la prensa que realizó el combinado local en el predio de Ezeiza. “Es una selección que creció mucho, el último partido que perdimos fue contra ellos. Pero somos la selección argentina. Tenemos que ganar”.

No olvida el delantero, de 25 años y con siete tantos marcados en el premundial 2014, la derrota 1-0 a manos de la Vinotinto en Puerto La Cruz, la única “mancha” argentina en el ciclo.

“Creció Venezuela”, insistió el nacido en Brest, Francia, de padre argentino. “Llegó a semifinales de la Copa América, nos ganó en su cancha. Es un partido complicado, pero estamos preparados”.

La albiceleste es primera en la tabla, con 20 puntos, y luego de Venezuela enfrentará a Bolivia en La Paz. El camino a Brasil 2014 luce brillante, pero no se confía “Pipita”.

“Son dos partidos difíciles, pero estamos en un momento bueno, somos primeros. Son partidos complicados e importantes, ganando podemos acercarnos a la clasificación al Mundial. La selección, si sigue subiendo su nivel, podrá llegar más rápido a la copa”.

“Contra Venezuela vamos con las expectativas de siempre, como las del primer partido de la eliminatoria”, destaca Higuaín. “Es un camino largo, el Mundial está allí. Trabajamos duro, es un partido complicado”.

Pese a que frente a la Vinotinto no estarán ni Ángel Di María (sanción) ni Sergio Agüero (aún recuperándose de su lesión), el delantero merengue considera que el material ofensivo que queda puede hacer daño a cualquier equipo.

“Es un placer poder jugar en esta selección, con tantos jugadores de calidad. Hay jugadores de jerarquía, que están jugando en Europa”.

Vencer a Venezuela le dará oxígeno —nunca mejor dicho— a Argentina antes de ir a jugar en los más de 3000 metros de la altura boliviana. “El del viernes es un partido muy importante. Ganando, tenemos la tranquilidad y la confianza para ir a Bolivia”, resuelve.

“No jugué nunca en la altura. No puedo hablar sobre la experiencia, pero por lo que me dicen mis compañeros es durísimo. Va a ser complicado. Pero una victoria sobre Venezuela nos dará confianza para ir allá”.