Juan Arango se retira de la Vinotinto: "Mi momento pasó"

Su zurda no volverá a ser el terror de las defensas rivales. La Vinotinto tendrá que buscar un nuevo guía. Dieciséis años después de su debut, 24 goles y 130 partidos, Juan Arango le dice adiós a la selección venezolana.

Deja convertida a la antigua Cenicienta en una guerrera que crece cada día más.

“Es un momento bastante duro para mí. Después de 16 años, me toca tomar esta decisión de no seguir con la selección. Mi momento pasó, pero yo siempre voy a estar aquí”, afirmó el volante maracayero, en una rueda de prensa tras el 1-1 con Panamá en el estadio Cachamay, de Puerto Ordaz.

Rodeado de sus compañeros y el cuerpo técnico de la selección que encabeza Noel Sanvicente, Arango –con su semblante sereno de siempre, pero esta vez con los ojos llorosos, cortado a veces por la emoción- dio el paso al costado.

“Hay grandísimos jugadores aquí, que harán todo lo posible para estar en el Mundial de Rusia 2018. Han trabajado siempre. Ojalá que lo que yo no pude alcanzar ellos sí lo hagan”, afirmó el capitán, dorsal 18.

El nacido en Aragua en 1980 indicó que la decisión la estuvo meditando tras el final de la Copa América 2015, en la que los criollos no pudieron pasar de la primera ronda. “Lo hablé bastante con ‘Chita’, antes de la copa. No lo hice antes porque pensé que podía dar un poco más”, continuó el zurdo. “Pensé que podría motivarme en estos dos partidos con la selección –derrota 3-0 ante Honduras y el empate a uno con Panamá-, pero no me da. No por fútbol, sino por ganas”.

Mediocampista pensante, con una zurda que se refinó con el paso del tiempo, que combinaba potencia y ubicación con capacidad de pase, Arango debutó con el combinado de mayores en 1999, empate a uno con Dinamarca en el estadio “Pachencho” Romero, de Maracaibo.

El maracayero, fruto de las categorías juveniles de Venezuela –despuntó en el Suramericano sub 20 de Mar del Plata en 1999-, ingresó con la camiseta 2 al minuto 62 por Luis “Pájaro” Vera. “La verdad, nunca pensé que me llamarían, pero desde que estoy aquí cumplo con todo lo que me exige el profe (el argentino José Omar Pastoriza). Es una oportunidad grande para mí. Muchos quisieran estar en mi lugar, y por eso debo responder a este llamado”, afirmó a PANORAMA tras su estreno con la camiseta venezolana.

Arango, hombre del Xolos de Tijuana mexicano, disputó cuatro eliminatorias –Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Suráfrica 2010 y Brasil 2014- y seis copas América.

Este martes entró al minuto 74 por Luis Manuel Seijas. La Vinotinto igualó con Panamá gracias al gol de Salomón Rondón, al minuto 90+3; los centroamericanos se adelantaron con una diana de Rolando Blackburn, al segundo minuto de juego.

“Todo el mundo va a pensar que este retiro es por haber estado en la banca estos dos partidos. Tengo 35 años, estoy bastante grandecito”, apuntó el mediocampista. No descarta trabajar con la selección en el futuro, inspirado en el ejemplo de José Manuel Rey, hoy asistente técnico de Sanvicente. “Uno como jugador profesional, con tantos años en la selección, quiere ayudarla como pueda”.

“Me quedo con todos mis momentos en la selección. Si hablo de uno nada más, sería egoísta”, consideró. Pero inolvidables son sus goles contra Colombia en Barranquilla y Bolivia en Maracaibo, por el premundial de 2006, o las dos dianas en 2010 contra México en un amistoso en San Diego, entre otros.

Pero, por encima de todo, de su juego en el campo, se destaca la disciplina y el trabajo en silencio. Lejos de los flashes, de las publicidades o de las palabras, Arango hablaba en el campo. Primero en entrar y último en salir, fue un ejemplo de lucha para sus compañeros.

“Lo que se ha logrado no es solo mi trabajo, sino el de todos los que están aquí (…) Doy muchísimas gracias a la afición que me ha apoyado, que estuvo pendiente de mí. Me siento contento”.

Sus dos últimos seleccionadores, Noel Sanvicente y César Farías, elogiaron su labor.

“A Juan lo conocí cuando yo era asistente en el Caracas FC, antes que saliera al fútbol mexicano. Hablar de Juan es hablar del mejor de todos los tiempos”, indicó Sanvicente. “Lo de Juan no es de hoy, estaba consciente de esto. Todavía puede rendir, se lo dije. Le pedí que se quedara para la pelota parada: me dijo que lo pensaría, que vería, pero que ya no tenía muchas ganas. Hoy decidió finalmente”.

Farías, presidente del Zulia FC y técnico del NorthEast United de la India, timonel que le dio la alternativa en Nueva Cádiz-Zulianos FC a finales de los 90, tuiteó desde su cuenta (@dtcesarfarias): “Juan, gracias por todo. Sin duda, el mejor de la historia. Mi admiración eterna”.

Aunque el premundial de Rusia 2018 abrió sus puertas para el más grande jugador de Venezuela, él decidió apartarse. El aplauso para él, su zurda y su disciplina, su honestidad y su don de trabajo. Arango, Venezuela se rinde a sus pies.